Presupuesto público federal, características conceptuales.

<<La dignidad de cada persona humana y el bien común son cuestiones que deberían estructurar toda política económica, pero a veces parecen solo apéndices agregados desde fuera para completar un discurso político sin perspectivas ni programas de verdadero desarrollo integral…>>

Papa Francisco

INTRODUCCIÓN

El manejo adecuado del ingreso y el gasto publico, desde su origen, ha estado directamente relacionado con el retroceso, estancamiento o desarrollo de la vida social, política y económica de los estados y de las naciones. Es por ello que, al haber repercusiones en todos y cada uno de los integrantes de la sociedad, deben definirse los criterios y sistemas jurídicos, incluso políticos, que definan cómo, cuánto y en qué habrán de distribuirse y erogarse los recursos públicos. La sociedad espera que las autoridades correspondientes tengan la capacidad de devolver a los contribuyentes, las aportaciones que dan origen a los ingresos públicos, a través de mejoras en obras o servicios así como en el desarrollo y el aumento en los índices de calidad de vida. El presupuesto corresponde al programa de acción gubernamental en curso y pueden dividirse en áreas tales como: salud, educación, seguridad nacional, administración de justicia, impulso de la productividad, etc.

DESARROLLO

Por un lado, la visión clásica reconoce al presupuesto como un acto de relativa importancia para la vida económica y social de las naciones dando mayor relevancia a mantener y buscar primordialmente el equilibrio entre los ingresos y egresos. Por otro lado, la visión moderna considera a éste, al presupuesto, como un instrumento fundamental con el que cuentan los estados para dirigir su política económica y social en beneficio del equilibrio económico permitiendo, incluso, no mantener, en todo momento, un equilibrio presupuestario. En los tiempos modernos el deficit presupuestario es una autentica estrategica económica detonadora de inversión productiva o para la atención de las necesidades sociales prioritarias. Mientras que la visión clásica poseía una visión microscópica de las finanzas, la óptica moderna la consideraba desde una perspectiva macro. La doctrina moderna considera tiempos, coyunturas, oportunidades y al mismo tiempo busca busca tener un papel activo propiciando el empleo y mejorando la distribución del ingreso. La teoría del deficit presupuestario de Keynes fue mayormente difundida en los Estados Unidos con el nombre de “Fiscal Policy” pero en su connotación como conjunto de políticas financieras anticíclicas. 

La evolución en las concepciones del presupuesto ha permitido que hoy en día ésta herramienta gubernamental sea un medio para la implantación de un orden justo en la distribución del ingreso. Además, este paradigma obliga al Ejecutivo a definir el presupuesto en función de los grandes objetivos nacionales en beneficio del desarrollo económico y social. Sin embargo, el aspecto social fue acentuado hasta que el presupuesto fue relegado a aprobación por parte del Parlamento, representante legitimo de la voluntad general. De esta manera la burguesía, que había concentrado el poder económico, limitaba al poder político con la bandera de la defensa de las libertades y derechos económicos de los ciudadanos.

Al haberse convertido en una de las más importantes garantías de la soberanía popular frente al gobierno, el presupuesto se basa en dos principios fundamentales: primero, el que “supedita la legitimidad del presupuesto a la voluntad de los súbditos” y, segundo, el que “atribuía a éstos el derecho a examinar y aprobar los gastos”. Es, más bien, una decisión de carácter meramente político. Se compone de cuatro fases fundamentales: preparación sanción, ejecución y control. El presupuesto inicia su ciclo en el momento en que el Estado extrae la riqueza de los particulares y termina en el momento en que el Estado devuelve esta riqueza a sus ciudadanos en forma de servicios públicos o renta. La tarea de elaboración del presupuesto puede considerarse la atribución política más importante, la facultad constitucional con mayor relevancia y trascendencia pues establece los fines públicos y precisa los objetivos económicos, políticos y sociales; prepara el modelo de país que se pretende ser. Hoy por hoy, la participación parlamentaria en la aprobación del presupuesto es un principio de democracia política incuestionable.

CONCLUSIÓN

En definitiva. El presupuesto, así como los impuestos y el crédito público son los instrumentos más importantes con los que cuenta el Estado para ejecutar la voluntad política general y para obtener la máxima ventaja social. Es precisamente por esta razón por la que el presupuesto es el acto más importante de la vida gubernamental. De el se deriva todo un programa de gobierno y la consecuente provisión de actividades; pasó de ser un documento contable y administrativo a ser el proyecto socioeconómico de gobierno. Es hoy el plan que racionaliza la actividad financiera del Estado y la nación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Faya, Jacinto. (2000) Finanzas Publicas. Porrúa, México.

Amieva-Huerta, Juan. (2002) Temas selectos de Finanzas Públicas. Porrúa, México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s